CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN PARA PERSONAS CON PARKINSON

TERAPIA LOGOPÉDICA EN PERSONAS CON ALZHEIMER U OTRAS DEMENCIAS

Tener una alimentación sana, variada y equilibrada es fundamental para conservar la salud de nuestro cuerpo. Las personas que sufren la enfermedad de Parkinson tienen un motivo adicional para seguir ese consejo a rajatabla. Es importante que exista un control riguroso sobre lo que comen y lo que beben y también sobre cuándo y cómo lo hacen.

Variaciones de peso, náuseas, estreñimiento, problemas de apetito y dificultades a la hora de tragar son algunos contratiempos a los que se enfrentan con frecuencia, tanto por síntomas de la enfermedad como por los efectos de la medicación. En el caso de tratamientos con levodopa, generalmente se aconseja administrarla hasta una hora antes de las comidas. De este modo se evita que los aminoácidos de las proteínas (importantísimas en la dieta) dificulten su absorción.

Una buena idea para los enfermos de Parkinson es ingerir alimentos hasta seis veces al día, siempre en cantidades pequeñas y recordando respetar unos horarios regulares. Las grasas saturadas y los azúcares simples, presentes por ejemplo en productos de pastelería, deben evitarse en la medida de lo posible.

Por el contrario, es beneficioso incrementar el consumo de fibra, que encontramos en las legumbres y las verduras; y de grasas insaturadas y poliinsaturadas, siendo el pescado azul una excelente opción para ello.

No hay que olvidar beber líquido en abundancia: dos litros de agua diarios y zumos naturales o tés. Incluso si el paciente afirma no tener sed, es necesario insistir en esta cuestión. Los problemas para tragar líquidos pueden combatirse con espesantes, a la venta en cualquier farmacia. Por supuesto, las bebidas alcohólicas deben quedar desterradas de la dieta.

Los temblores de las manos pueden llegar a ser un inconveniente, dado que los pacientes encuentran complicaciones para sostener y utilizar los cubiertos y, por tanto, para comer de forma autónoma.

Lo contrarrestamos troceando las comidas antes de servirlas, retirando las espinas del pescado, preparando con frecuencia aquellas que puedan consumirse con las manos… También es preciso buscar un ambiente tranquilo para las comidas, que invite a la calma y la paciencia en el masticado y el tragado.

¿Se puede prevenir la aparición de Parkinson con una alimentación sana? La opinión general es que una dieta que incluya mucho pescado, verduras, frutas, etc. podría protegernos ante la enfermedad; mientras que consumir grasas saturadas en exceso multiplicaría las posibilidades de padecerla.

Por eso te lo recordaremos una vez más: aliméntate de manera sana, variada y equilibrada. Es una inversión en salud a corto, medio y largo plazo.

Artículo completo publicado en Cuidado Alzheimer

Anuncios

Agradecemos tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s